¡Bienvenido a Salus Floradix Chile, "Productos naturales que entregan calidad, bienestar y confianza".

Servicio al Cliente

+56 32 268 2506
( 0 )
$0

Menopausia, la oportunidad de un nuevo comienzo

febrero 04, 2019

Uno de los aspectos de la vida que más  causa temor a las mujeres es la llegada de la menopausia. Sin embargo, el final de la fertilidad debe ser el comienzo de una mejor etapa, más aun si consideramos que se inicia durante la plenitud de la vida, que en promedio les llega a  las chilenas a los 49 años y aún se tiene un supuesto de 30 años más por delante de vida.

Se le llama Menopausia al cese definitivo de la regla como consecuencia del envejecimiento del ovario. Es un diagnóstico retrospectivo, es decir, hablamos de menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última regla y no se ha tenido ningún sangrado menstrual.

En condiciones fisiológicas normales, la menopausia se presenta   a los

45/55 años, aunque puede ocurrir en cualquier momento después de los 40 años. Cuando la menopausia se presenta antes de los 40 años, estamos ante lo que se denomina, menopausia precoz o  insuficiencia ovárica primaria. Cuando la menopausia se presenta más tarde de los 55 años, se denomina menopausia tardía.

Los síntomas más comunes que suelen afectar a la mayoría de las mujeres:

  • Sofocos
  • Sequedad vaginal
  • problemas urinarios
  • aumento de peso
  • Cambios de humor
  • Alteraciones en los ritmos de sueño
  • Cambio en el estado de la piel, que se vuelve más sensible y seca.

Se trata de un periodo fisiológico condicionado por cambios hormonales.

Los ovarios dejan de ovular y de producir las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Este déficit de estrógenos acelera la descalcificación de los huesos y aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La osteoporosis, precedida por la osteopenia o disminución de masa ósea, es especialmente importante. Puede aparecer rápidamente en los primeros 5 años. Con más tiempo de déficit de estrógenos y sin las medidas adecuadas, se pierde más masa ósea y a los 10-15 años se puede desarrollar la osteoporosis, que se caracteriza por la fractura del hueso. Ser fumadora, hacer poco ejercicio físico, déficit de vitamina D y algunos tratamientos crónicos son también factores de riesgo.

¡Toma la oportunidad y crece!

Este período es y debe ser asumido como una etapa más de la vida, debe considerarse y vivirse de una manera natural participando de forma activa en el manejo de su salud.

Indudablemente por el cuerpo ya ha pasado casi medio siglo – un poquito más o menos – y por lo tanto podemos hablar de un proceso de envejecimiento, pero a veces influye más la cantidad de malos hábitos que un cuerpo más joven compensaba, sin embargo a esta edad empiezan a manifestarse como enfermedades. Algunos ejemplos son el tabaquismo, obesidad, vida sedentaria, gastritis etc. Por tanto es un buen momento para incorporar hábitos saludables.

En consecuencia, como para las mujeres no existe otra posibilidad que adaptarse a la menopausia, no la niegues. Abre tu mente, cambia en lo posible esos malos hábitos, toma las precauciones necesarias para mantener los síntomas a raya y sobre todo, infórmate sobre los trastornos asociados y tratamientos disponibles.

Tratamientos

Antes del 2002 se prescribía la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH), ya sea por vía oral o a través de la piel para aliviar los bochornos, los trastornos del ánimo y del sueño. Sin embargo, hay muchas mujeres que en la actualidad no desean estos tratamientos o simplemente no los toleran.

Un aspecto que influyo en que muchas mujeres  dejaran de usar hormonas o TRH. Es que ese año en Estados Unidos se dieron a conocer los resultados de un gran estudio clínico aplicado a más de 25 mil mujeres que mostraron que,  las que consumían hormonas orales aumentaron sus riesgos cardiovasculares y la incidencia de cáncer de mama. Se presumió  que estos resultados hacían referencia a todas las hormonas orales y también a las que se aplican en la piel ya sea como parche o gel. La evidencia preocupó a las mujeres chilenas y, por cuenta propia o por indicación médica, dejaron de consumir hormonas y buscaron otras alternativas para disminuir los efectos de los síntomas de la menopausia.

Como prevenir y/o tratar los síntomas de la Menopausia

Consejos más frecuentes:

· Mantener un peso cercano al ideal y hacer actividad física en forma regular, de modo de disminuir la frecuencia e intensidad de los bochornos.

·  Desarrollar técnicas o ejercicios de relajación al momento del bochorno para poder llevarlo de mejor manera.

· No fumar, ya que aumenta la frecuencia de los bochornos.

·  Consumir fitoestrógenos. Estos  son compuestos derivados de las plantas y sus semillas, con una estructura muy parecida a los estrógenos y que son capaces de tener algunos efectos biológicos similares.

Salus Floradix Chile proporciona una alternativa natural para el buen comienzo de esta nueva etapa.

Salufem es un preparado alimenticio a base de concentrados vegetales y linaza, fortificado con : Vitamina C – vitamina E – Magnesio – Con adición de Calcio

Uno de los aspectos de la vida que más  causa temor a las mujeres es la llegada de la menopausia. Sin embargo, el final de la fertilidad debe ser el comienzo de una mejor etapa, más aun si consideramos que se inicia durante la plenitud de la vida, que en promedio les llega a  las chilenas a los 49 años y aún se tiene un supuesto de 30 años más por delante de vida.

Se le llama Menopausia al cese definitivo de la regla como consecuencia del envejecimiento del ovario. Es un diagnóstico retrospectivo, es decir, hablamos de menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última regla y no se ha tenido ningún sangrado menstrual.

En condiciones fisiológicas normales, la menopausia se presenta   a los

45/55 años, aunque puede ocurrir en cualquier momento después de los 40 años. Cuando la menopausia se presenta antes de los 40 años, estamos ante lo que se denomina, menopausia precoz o  insuficiencia ovárica primaria. Cuando la menopausia se presenta más tarde de los 55 años, se denomina menopausia tardía.

Los síntomas más comunes que suelen afectar a la mayoría de las mujeres:

  • Sofocos
  • Sequedad vaginal
  • problemas urinarios
  • aumento de peso
  • Cambios de humor
  • Alteraciones en los ritmos de sueño
  • Cambio en el estado de la piel, que se vuelve más sensible y seca.

Se trata de un periodo fisiológico condicionado por cambios hormonales.

Los ovarios dejan de ovular y de producir las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Este déficit de estrógenos acelera la descalcificación de los huesos y aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La osteoporosis, precedida por la osteopenia o disminución de masa ósea, es especialmente importante. Puede aparecer rápidamente en los primeros 5 años. Con más tiempo de déficit de estrógenos y sin las medidas adecuadas, se pierde más masa ósea y a los 10-15 años se puede desarrollar la osteoporosis, que se caracteriza por la fractura del hueso. Ser fumadora, hacer poco ejercicio físico, déficit de vitamina D y algunos tratamientos crónicos son también factores de riesgo.

¡Toma la oportunidad y crece!

Este período es y debe ser asumido como una etapa más de la vida, debe considerarse y vivirse de una manera natural participando de forma activa en el manejo de su salud.

Indudablemente por el cuerpo ya ha pasado casi medio siglo – un poquito más o menos – y por lo tanto podemos hablar de un proceso de envejecimiento, pero a veces influye más la cantidad de malos hábitos que un cuerpo más joven compensaba, sin embargo a esta edad empiezan a manifestarse como enfermedades. Algunos ejemplos son el tabaquismo, obesidad, vida sedentaria, gastritis etc. Por tanto es un buen momento para incorporar hábitos saludables.

En consecuencia, como para las mujeres no existe otra posibilidad que adaptarse a la menopausia, no la niegues. Abre tu mente, cambia en lo posible esos malos hábitos, toma las precauciones necesarias para mantener los síntomas a raya y sobre todo, infórmate sobre los trastornos asociados y tratamientos disponibles.

Tratamientos

Antes del 2002 se prescribía la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH), ya sea por vía oral o a través de la piel para aliviar los bochornos, los trastornos del ánimo y del sueño. Sin embargo, hay muchas mujeres que en la actualidad no desean estos tratamientos o simplemente no los toleran.

Un aspecto que influyo en que muchas mujeres  dejaran de usar hormonas o TRH. Es que ese año en Estados Unidos se dieron a conocer los resultados de un gran estudio clínico aplicado a más de 25 mil mujeres que mostraron que,  las que consumían hormonas orales aumentaron sus riesgos cardiovasculares y la incidencia de cáncer de mama. Se presumió  que estos resultados hacían referencia a todas las hormonas orales y también a las que se aplican en la piel ya sea como parche o gel. La evidencia preocupó a las mujeres chilenas y, por cuenta propia o por indicación médica, dejaron de consumir hormonas y buscaron otras alternativas para disminuir los efectos de los síntomas de la menopausia.

Como prevenir y/o tratar los síntomas de la Menopausia

Consejos más frecuentes:

· Mantener un peso cercano al ideal y hacer actividad física en forma regular, de modo de disminuir la frecuencia e intensidad de los bochornos.

·  Desarrollar técnicas o ejercicios de relajación al momento del bochorno para poder llevarlo de mejor manera.

· No fumar, ya que aumenta la frecuencia de los bochornos.

·  Consumir fitoestrógenos. Estos  son compuestos derivados de las plantas y sus semillas, con una estructura muy parecida a los estrógenos y que son capaces de tener algunos efectos biológicos similares.

Salus Floradix Chile proporciona una alternativa natural para el buen comienzo de esta nueva etapa.

Salufem es un preparado alimenticio a base de concentrados vegetales y linaza, fortificado con : Vitamina C – vitamina E – Magnesio – Con adición de Calcio

volver
Web sostenida y mantenida por Lisa.  
Vacio!!
0